¿Sabes como SÍ coger a tu gato en brazos?

Para todos los amantes de los animales, compartir con ellos un momento de caricias y juegos en compañía es algo entrañable, pero aún lo es más cuando se convive con un gato. Estos animales pueden parecer independientes y esquivos, pero en realidad requieren el mismo o incluso más cariño que el resto de animales. Por ello, cuando uno de estos adorables felinos reclama tu atención con una mirada dulce y te pide que lo cojas en brazos, no nos podemos resistir. Coger a tu gato en brazos es algo muy especial, ya que te permite estrechar lazos con tu pequeño amigo peludo, haciendo que cada día estéis más unidos.

Pero este momento tan afectivo, se puede convertir en una dramática escena, si no sabes cómo coger a tu gato correctamente. Si es la primera vez que convives con un gato, puede que tengas dudas e incluso miedo sobre cómo coger a un gato en brazos. No te preocupes, nosotros te damos las claves para que no te lleves un zarpazo o mordisco.

El veterinario Uri Burstyn (con más de 3 millones de visualizaciones en sus vídeos), responsable del canal Helpful Vancouver Vet en YouTube, está haciendo virales unos vídeos sobre cómo coger de forma correcta a un felino. Porque igual lo estábamos haciendo mal…

La forma correcta de sostener a tu gato

Lo primero que debes saber antes de coger a tu gato en brazos, es que los felinos, son extremadamente sensibles a la oscilación de su cuerpo, por lo que es de vital importancia que en todo momento, cojamos al gato con una a aproximación adecuada a nuestro cuerpo.

1. Dejar que nos conozca y muestre interés por nosotros

Los felinos son animales que se guían por el instinto y ello incluye el olfato, por ello, si queremos que nuestro gato confié en nosotros, previamente a cogerlo, debemos dejar que nos huela acercándole la mano, antes de comenzar a acariciarlos sin más. La forma adecuada es acercar la mano con los dedos doblados, de forma que no pueda mordernos.

2. Acariciarlo con una presión hacia la superficie.

Controlando nuestra fuerza respecto al tamaño del felino, debemos acariciarlo y ejercer una presión, estrujándolo contra nosotros o contra una superficie. Sin pasarse, claro está. De esta forma, crearemos una sensación de confianza y confort con nuestro gato.

3. La hora de la verdad al coger a tu gato en brazos

Cuando nuestro gato ya ha ganado la confianza necesaria y teniendo en cuenta la estabilidad que requiere su cuerpo para cogerlo, ya podemos proceder a ello.

Lo primero y recomendable, es crear una superficie con nuestras manos en la que el gato sienta estabilidad. Una vez creada esta pauta, podemos sostener al gato de diferentes formas:

  • Echárnoslo al hombro como si fuera un loro con la cabeza mirando hacia atrás. Sujetándole el culo para que no tenga la impresión de que puede caerse al suelo.
  • El método ‘football carry’, creando una cesta artificial donde el gato se sienta a placer. Metiendo su cabeza debajo del brazo y sosteniendo el trasero con las manos.
  • Otra alternativa, aunque no es la favorita de los gatos: enrollarlo en una toalla para evitar que le cuelguen las patas de atrás, sin duda, la postura que más molesta a los felinos.

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El sitio web http://veterinariosurbion.com utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra política de cookies. Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies